TEMA 5

DESARROLLO EMOCIONAL Y SOCIAL. IDENTIDAD Y MORAL


desarrollo-emocional.jpg




1. INTRODUCCIÓN
- Los aspectos de desarrollo social, emocional, y moral van muy ligados en su evolución, y así mismo se relacionan con el desarrollo de la personalidad. Es decir necesita de habilidades sociales para su desarrollo.

- Para estimular un desarrollo social y emocional saludable, los educadores deben familiarizarse con las diferentes etapas de desarrollo de los niños. Si no conocemos esas etapas llegaremos a un desarrollo erróneo porque no conocemos en que etapa está.
ni-osss.jpg

- Los primeros cinco años de vida son un momento crítico en el desarrollo de los niños pequeños, pero años posteriores no son menos importantes.

- Como en la mayoría de las áreas, los niños se fijan en sus padres o personas de referencia como modelos a seguir. Aprenden a relacionarse tomándonos como figura de referencia.


2. DESARROLLO EMOCIONAL
Pensar, actuar y sentir son las tres acciones que integran la personalidad del ser humano y lo definen en su esencia. Pensar se refiere al desarrollo cognitivo, actuar al desarrollo psicomotor y sentir al desarrollo emocional. Las emociones deben ayudarnos a crecer.
Todos tenemos emociones, incluso nacemos con algunas de ellas. No todas esas emociones pueden ser buenas. Con lo que no nacemos es con el conocimiento de cómo controlarlas para que nos sirvan.


2.1. CONCEPTO DE EMOCIÓN
Teorías conductistas de Watson y Skinner definen la emoción (miedo, rabia y afecto) como una predisposición a actuar de una determinada manera, enfatizando la acción. Lo importante de estas teorías era la acción. No trataban la emoción lo importante era la conducta a esa emoción.

P. Cristóbal, se centra en los componentes psicofisiológicos: respuesta somática, con alteraciones de temperatura, cardíacas, de respiración, salivar, gastrointestinal… Estudian como se dan las emociones a través del laboratorio. A través de las respuestas somáticas (sonrisa, alteración de la respiración…)

Bisquerra: Las emociones son reacciones a las informaciones que recibimos en nuestras relaciones con el entorno. La intensidad está en función de las evaluaciones subjetivas que realizamos sobre cómo la información recibida va a afectar a nuestro bienestar. Es decir, como el individuo reacciona cognitiva y emocionalmente según las emociones y en contacto a esa emoción.


2.2. EMOCIONES BÁSICAS
• Son aquellas que se pueden inferir directamente de las expresiones faciales: felicidad, miedo, enfado, tristeza, sorpresa…
Las cuatro emociones más estudiadas:

felicidad.jpg
LA FELICIDAD: contribuye a muchos aspectos del desarrollo.
- Alrededor del mes y medio de vida suele aparecer la sonrisa social.
- A los 3-4 meses aparece la risa.
- Sobre los 6-8 meses, las expresiones de felicidad son más selectivas.
- El centro escolar como facilitador de experiencias agradables académicas, sociales y personales.

Un individuo alegre siempre se va a desarrollar emocionalmente mejor. Una persona que tiene una enfermedad grave y se lo toma de forma positiva se mejorará antes.


LA IRA: las expresiones faciales de enfado suelen manifestarse más claramente a partir del segundo-cuarto mes de vida.
- El enfado sirve de señal social para que los cuidadores les atiendan.
- Con los años, su desarrollo cognitivo y autorregulación emocional le permite transformar esa respuesta de ira en otra actividad más constructiva.
La ira en un instinto básico que aparece a partir de pataletas, lloros,… Nosotros tenemos que reconducir esa ira y transformarlas en habilidades sociales. Aprenderle que si le quito el juguete aprenda a negociar para recuperarlo.

LA TRISTEZA: la tristeza suele ser menos habitual que la ira en bebés.
- Conlleva aspectos secundarios como la soledad, apatía, dejadez, falta de concentración, indefensión inmunológica, negativismo...
triste.jpg


El MIEDO: en la primera infancia suelen ser menores las reacciones.
miedo.jpg- Confían en las habilidades del cuidado para superar la situación.
- Miedo a las alturas en los bebés (experimento del abismo visual) o la llamada ansiedad ante extraños alrededor de los 6 – 8 meses.
- En edad escolar, los miedos serán en muchas ocasiones aprendidos.
- Pese a que los miedos aumentan con la edad, se aprenden estrategias para superarlos.

Los miedos hay que superarlos enfrentándose a ese miedo mediante estrategias. Cuando tienen miedo los niños confían en que sus padres vengan para superarlos y ayudarles en esa situación.
Los niños que se relacionan con otros niños aprenden miedos de los compañeros que antes no tenían.

Las emociones básicas, además, se complementan con las emociones autoconscientes o morales, unos sentimientos de orden superior que incluyen la vergüenza, el desconcierto, la culpabilidad, la envidia o celos, el orgullo…Son emociones que implican un mayor sentido de autoconsciencia. (Serra, E., Zacares, J.J.)


2.3. HITOS DEL DESARROLLO EMOCIONAL
Hasta ahora nos hemos centrado en los modos de expresión emocional del niño, pero no hay que olvidar el ‘otro lado de la moneda’ que implica la comprensión de las emociones.
A esto va unido el concepto de ’empatía’ que es la habilidad para comprender los sentimientos de otros y responderles de manera complementaria, y el de ‘altruismo’ que indica una conducta orientada a beneficiar a los demás sin esperar nada a cambio a nivel individual.
El carácter o temperamento forma parte del desarrollo emocional como sustrato interno a las respuestas. Es diferencial y marca la tendencia emocional, pero no es ‘irreversible’.
Además influye el tipo y desarrollo de apego infantil establecido con sus progenitores. Este es un elemento más de influencia en la conducta emocional del escolar.


2.4. INTELIGENCIA EMOCIONAL
Daniel Goleman, aporta una nueva dimensión a las emociones con la concepción del término inteligencia emocional.
DanielGoleman[1].jpg

La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones, acentuar nuestra capacidad de trabajo en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal.
Hasta hace poco al hablar de inteligencia solamente se contempla el CI detectado por los test, pero Peter Salovery, John Mayer, y posteriormente Daniel Goleman, cuestionaron ese único tipo de inteligencia y aportaron el concepto de coeficiencia emocional. Ambos conceptos se complementan: la inteligencia emocional es una combinación del intelecto con las emociones.


3. DESARROLLO SOCIAL
Socialización es la interiorización de normas, pautas de conducta, valores y visiones del conjunto de la sociedad en la que el individuo se integra, consiguiendo de este modo adaptarse e interaccionar satisfactoriamente con ella.

Agentes de socialización:
  • Familia
  • Escuela
  • Compañeros
  • Medios de comunicación
El período de desarrollo que va de los seis a los doce años, tiene como experiencia central el ingreso al colegio. A esta edad el niño debe salir de su casa y entrar a un mundo desconocido, donde aquellas personas que forman su familia y su mundo hasta ese momento, quedan fuera. Su éxito o fracaso en este período va a depender en parte de las habilidades que haya desarrollado en sus seis años de vida anteriores. Este hecho marca el inicio del contacto del niño con la sociedad a la que pertenece, la cual hace exigencias que requieren de nuevas habilidades y destrezas para su superación exitosa, y es, a través del colegio, que se le van a entregar las herramientas necesarias para desenvolverse en el mundo adulto. El colegio puede ser una prueba severa de si se han logrado o no las tareas del desarrollo de las etapas anteriores, ya que el período escolar trae a la superficie problemas que son el resultado de dificultades previas no resueltas.

desarrollo-social-1-2[1].jpg
La entrada al colegio implica que el niño debe enfrentar y adecuarse a un ambiente nuevo en el cual deberá lidiar con demandas desconocidas hasta ese momento para él, aprender las expectativas del colegio y de sus profesores y lograr la aceptación de su grupo de pares. La adaptación y ajuste que el niño logre a este nuevo ambiente, como veremos posteriormente, tiene una importancia que trasciende lo inmediato. El grado en que el niño se considera confortable e incluido en el colegio es expresión del éxito en su adaptación. Reacciones como ansiedad, evitación o actitudes negativas pueden ser signo tempranos de dificultades en su ajuste y que pueden tornarse en problemas futuros.

Por otro lado, la relación con los padres cambia, iniciándose un proceso gradual de independencia y autonomía, y aparece el grupo de pares como un referente importante y que se va a constituir en uno de los ejes centrales del desarrollo del niño en esta etapa.

El desarrollo del niño lo podemos separar por áreas; sin embargo existe una estrecha relación entre los aspectos intelectual, afectivo, social y motor. Lo que vaya ocurriendo en un área va a influir directamente el desarrollo en las otras, ya sea facilitándolo o frenándolo o incluso anulándolo, y provocando el regreso del niño a conductas o actitudes ya superadas.(Coll, C., Palacios, J. y Marchesi, A. (1990)

Areamotora
area_motora.jpgEl relación al crecimiento físico, entre los 6 y 12 años, comienza a disminuir su rapidez. En términos generales, la altura del niño en este período aumentará en 5 o 6% por año, y el peso se incrementará en aproximadamente un 10% por año. Los niños pierden sus dientes de leche y comienzan a aparecer los dientes definitivos. Muchas niñas comienzan a desarrollar entre los 9 y 10 años las características sexuales secundarias, aún cuando no están en la adolescencia.

Por otro lado, los niños de esta edad se vuelven más fuertes, más rápidos, hay un continuo perfeccionamiento de su coordinación: muestran placer en ejercitar su cuerpo, en probar y aprender nuevas destrezas. Su motricidad, fina y gruesa, en esta edad muestra todas las habilidades posibles, aún cuando algunas de ellas aún sean ejecutadas con torpeza.

Areacognitiva
En el ámbito cognitivo, el niño de seis años entra en la etapa que Piaget ha denominado operaciones concretas. Esto significa que es capaz de utilizar el pensamiento para resolver problemas, puede usar la representación mental del hecho y no requiere operar sobre la realidad para resolverlo. Sin embargo las operaciones concretas están estructuradas y organizadas en función de fenómenos concretos, sucesos que suelen darse en el presente inmediato; no se puede operar sobre enunciados verbales que no tengan su correlato en la realidad. La consideración de la potencialidad (la manera que los sucesos podrían darse) o la referencia a sucesos o situaciones futuros, son destrezas que el individuo logrará al llegar a la adolescencia, al tiempo de llegar a las operaciones formales.

Uno de los principales hitos del desarrollo intelectual mencionado en la Teoría de Piaget, es que el niño alcanza en este período del desarrollo, la noción de conservación, es decir, es la toma de conciencia de que dos estímulos, que son iguales en longitud, peso o cantidad, permanecen iguales ante la alteración perceptual, siempre y cuando no se haya agregado ni quitado nada.

Existen varios principios que van a caracterizar la forma en que los niños de esta edad piensan:
  • Identidad: Es la capacidad de darse cuenta de que un objeto sigue siendo el mismo aún cuando tenga otra forma.
  • Reversibilidad: Es la capacidad permanente de regresar al punto de partida de la operación. Puede realizarse la operación inversa y restablecerse la identidad.
  • Descentrado: Puede concentrarse en más de una dimensión importante. Esto se relaciona con una disminución del egocentrismo. Hasta los seis años el niño tiene un pensamiento egocéntrico, es decir, no considera la posibilidad de que exista un punto de vista diferente al de él. En el período escolar va a ser capaz de comprender que otras personas pueden ver la realidad de forma diferente a él. Esto se relaciona con una mayor movilidad cognitiva, con mayor reflexión y aplicación de principios lógicos. En términos generales el niño en esta edad va a lograr realizar las siguientes operaciones intelectuales:
    • clasificar objetos en categorías (color, forma, etc.), cada vez más abstractas.
    • ordenar series de acuerdo a una dimensión particular (longitud, peso, etc.)
    • trabajar con números
    • comprender los conceptos de tiempo y espacio
    • distinguir entre la realidad y la fantasía
    • Por otro lado, hay un perfeccionamiento de la memoria, tanto por que aumenta la capacidad de ella, como porque mejora la calidad del almacenamiento y la organización del material. Se enriquece el vocabulario, hay un desarrollo de la atención y la persistencia de ella, en la tarea. El lenguaje se vuelve más socializado y reemplaza a la acción.

Area emocional y afectiva
La etapa escolar, se caracteriza en lo afectivo, por ser un periodo de cierta calma. La mayor parte de la energía del niño está volcada hacia el mejoramiento de si mismo y a la conquista del mundo. Hay una búsqueda constante de nuevos conocimientos y destrezas que le permitan moverse en el futuro en el mundo de los adultos.emocion.jpg

De acuerdo a la teoría de Erikson la crisis de esta etapa es Industria v/s Inferioridad, e implica el logro del sentimiento de la Competencia. El tema central es el dominio de las tareas que se enfrentan, el esfuerzo debe estar dirigido hacia la productividad y, por lo tanto, se debe clarificar si se puede realizar este tipo de trabajo. El niño debe desarrollar sus cualidades corporales, musculares y perceptivas, debe alcanzar progresivamente un mayor conocimiento del mundo al que pertenece y en la medida en que aprende a manejar los instrumentos y símbolos de su cultura, va desplegando el sentimiento de competencia y reforzando su idea de ser capaz de enfrentar y resolver los problemas que se le presentan. El mayor riesgo en esta etapa es que el niño se perciba como incapaz o que experimente el fracaso en forma sistemática, ya que esto va dando lugar a la aparición de sentimientos de inferioridad, los cuales van consolidándose como eje central de su personalidad. Los hitos centrales de esta etapa, son el desarrollo del autoconcepto y la autoestima del niño.

Area social
La etapa escolar también está marcada en el área social por un cambio importante. En este período existe un gran aumento de las relaciones interpersonales del niño; los grupos de amistad se caracterizan por ser del mismo sexo. Entre los escolares pequeños (6 y 7 años), hay mayor énfasis en la cooperación mutua, lo que implica dar y tomar, pero que todavía está al servicio de intereses propios (nos hacemos favores). En los escolares mayores (8 a 10 años), la amistad se caracteriza por relaciones más intimas, mutuamente compartidas, en las que hay una relación de compromiso, y que en ocasiones se vuelven posesivas y demandan exclusividad.

El grupo de pares, en los escolares, comienza a tener una centralidad cada vez mayor para el niño, ya que es en la interacción con ellos donde descubren sus aptitudes y es con ellos con quienes va a medir sus cualidades y su valor como persona, lo que va a permitir el desarrollo de su autoconcepto y de su autoestima. Las opiniones de sus compañeros acerca de sí mismo, por primera vez en la vida del niño, van a tener peso en su imagen personal.

El intercambio con los compañeros permite al niño poder confrontar sus opiniones, sentimientos y actitudes, ayudándole a examinar críticamente los valores que ha aceptado previamente como incuestionables de sus padres, y así ir decidiendo cuáles conservará y cuales descartará. Por otro lado, este mayor contacto con otros niños les da la oportunidad de aprender cómo ajustar sus necesidades y deseos a los de otras personas, cuándo ceder y cuándo permanecer firme.

El aspecto negativo en este ámbito es que los niños de esta edad son muy susceptibles a las presiones para actuar de acuerdo con los pares. Esto principalmente afecta a los niños de baja autoestima y habilidades sociales poco desarrolladas. En términos generales, la relación con los pares, contrapesa la influencia de los padres, abriendo nuevas perspectivas y liberando a los niños para que puedan hacer juicios independientes.

Existe consenso en que el logro de relaciones positivas con pares y la aceptación por parte de ellos, no son sólo importantes socialmente para los niños sino también dan un pronóstico acerca de su ajuste social y escolar posterior. El aislamiento social, durante el periodo escolar es un indicador importante de desajuste o trastorno emocional.

Con respecto a los padres, el niño va aumentando su nivel de independencia y distancia, como consecuencia de su madurez física, cognitiva y afectiva. El tiempo destinado por los padres a cuidar a los niños entre 6 y 12 años es menos de la mitad de lo que ocupan cuando son preescolares. Sin embargo, los padres siguen siendo figuras muy importantes; los niños se dirigen a ellos en busca de afecto, guía, vínculos confiables y duraderos, afirmación de su competencia y valor como personas

Progresivamente, se va tendiendo a una corregulación de la conducta del niño, entre él y sus padres. Éstos realizan una supervisión general en el control, y el hijo realiza un control constante. La eficiencia de esta regulación está determinada por la claridad de la comunicación entre padres e hijos, las reglas claras, sistemáticas y consistentes.

Los profesores comienzan en este período a tener una mayor importancia, se convierten en sustitutos de los padres en el colegio; sin embargo el valor que le asignen al niño va a estar dado por la demostración de sus capacidades. Los profesores imparten valores y transmiten las expectativas sociales al niño y a través de su actitud hacia él colabora en el desarrollo de su autoestima.

Se ha demostrado que aquellos profesores que muestran confianza en la capacidad del niño, incentivan el trabajo y el desarrollo de potencialidades en el niño, a la vez que favorecen un autoconcepto y una autoestima positivos.
juegos_ninos.jpg
Otro elemento del área social es el juego. El rol del juego es dar oportunidades de aprendizaje. En él, el niño puede ir ganando confianza en su habilidad para hacer una variedad de cosas, entra en contacto con el grupo de pares y se relaciona con ellos, aprendiendo a aceptar y respetar normas. El juego ofrece modos socialmente aceptables de competir, botar energía reprimida y actuar en forma agresiva. Durante este período, hay dos tipos de juegos que predominan:
  • juego de roles: (6-7 años) tiene un argumento que representa una situación de la vida real. Se caracteriza por ser colectivo, tener una secuencia ordenada y una duración temporal mayor. Hay una coordinación de puntos de vista, lo que implica una cooperación. El simbolismo aquí se transforma en colectivo y luego en socializado, es una transición entre el juego simbólico y el de reglas.
  • juego de reglas: (8-11 años) implica respeto a la cooperación social y a las normas, existiendo sanción cuando ellas se transgreden. Este juego es el que va a persistir en la adultez. (Marchesi, A., Coll, C. y Palacios, J. (1999)

Area moral y sexual
En esta etapa comienza la aparición de la moral vinculada a la consideración del bienestar del otro, lo que puede ocurrir debido al desarrollo cognitivo que se produce en esta edad y que permite que el niño considere puntos de vista diferentes a los suyos, producto de la disminución del egocentrismo de etapas anteriores. Esto implica que el niño puede imaginar cómo piensa y siente otra persona.

Moral de Cooperación o Autónoma: Se caracteriza por cierta flexibilidad, por la capacidad de darse cuenta de los diferentes puntos de vista. Logra hacer juicios más sutiles que incluyen las intenciones del que cometió la falta y no tan sólo las consecuencias del hecho. Los juicios de niños menores solamente consideran el grado de la falta.

Respecto al ámbito sexual: hace algunas décadas se consideraba que esta etapa se caracterizaba por la ausencia absoluta de interés sexual; sin embargo en la actualidad se ha constatado que se mantiene cierto interés por parte de los niños, tanto en preguntar y hablar acerca del tema como por experimentar y participar en juegos sexuales, pero la intensidad y el tiempo destinados a ellos son notoriamente menores que en la etapa anterior y a los que se va a destinar durante la adolescencia. Esto ocurre debido a que el foco central del niño durante la niñez intermedia está puesto en el aprendizaje y adquisición de herramientas que le permitan integrarse al mundo adulto.


3.1 TIPOS DE SOCIALIZACIÓN
La primaria es la primera por la que el individuo atraviesa en su niñez. Se da en el núcleo familiar, por lo que se caracteriza por una fuerte carga afectiva.
Socialización Primaria: Es la primera por la que el individuo atraviesa en la niñez por medio de ella se convierte en miembro de la sociedad. Se da en los primeros años de vida y se remite al núcleo familiar. Se caracteriza por una fuerte carga afectiva. Depende de la capacidad de aprendizaje del niño, que varia a lo largo de su desarrollo psico-evolutivo.
La socialización primaria es generalmente la fase más importante y suele tener lugar en la familia, el otro se ha establecido en la conciencia del individuo.

La socialización secundaria se refiere a la internalización de realidades, donde descubre que el mundo de sus padres no es el único.socializacion_tipos_de_socialización.jpg
Socialización Secundaria: Es cualquier proceso posterior que induce al individuo ya socializado a nuevos sectores del mundo objetivo de su sociedad.
El individuo va socializándose durante toda su vida; sin embargo, una vez que llega a adulto ha superado la parte más fundamental y decisiva del proceso y entra en la fase correspondiente a la adultez.
El individuo descubre que el mundo de sus padres no es el único.
Las relaciones se establecen por jerarquías.
Aprendizaje de normas sociales, pautas de conducta establecidas, valores culturales… Las relaciones suelen darse dentro de instituciones (escuela, asociaciones, trabajo, etc.).

Hay quienes hablan de una socialización terciaria, basada en la integración a otra cultura diferente a la propia, una sociedad con patrones nuevos para el sujeto que le requiere un proceso de resocialización. A este proceso lo llaman ‘transculturación’.
Socialización Terciaria: Empieza con la vejez, se inicia con una crisis personal, ya que el mundo social del individuo pasa a restringirse y a volverse monótono, el sujeto se ve obligado a abandonar comportamientos que había aprendido; a dejar grupos donde había pertenecido. Ya no ve las cosas con los mismos criterios que antes
El sujeto sufre una desocialización.

Socialización familiar frente a socialización del medio cultural.
a) Seno familiar: obediencia, valores familiares, pautas educativas, roles padres, factores.
b) Medio cultural: externo, sobre todo la escuela como fuente de experiencias para la socialización (conocimientos, sentimientos, comportamientos prosociales…).


3.2. LA INTEGRACIÓN SOCIAL
  • Capacidad para adoptar otras perspectivas: deshacerse del egocentrismo progresivamente.
  • Capacidad para comprender las emociones de otros: empatía, sensibilidad…
  • Capacidad para asumir valores: guiarán sus decisiones conductas e inclusión en unos u otros grupos sociales, integración o afiliación en función de esos valores sociales y morales.
  • Capacidad para desenvolverse con suficientes habilidades sociales: saber iniciar y continuar conversaciones, recibir y realizar halagos y críticas, adquirir asertividad como respuesta a diferentes situaciones sociales comprometidas, habilidad para hacer amigos, para pedir ayuda….
  • Capacidad para comprender el sentido de la autoridad y de distintas relaciones: hasta los 10 años los niños no entiende que la persona autoritaria lo es por cualidades personales, sino que lo atribuyen a características físicas o superficiales, de azar… aprenderán a identificar y actuar entre relaciones asimétricas de liderazgo, amista…
  • Capacidad para discriminar los diferentes sistemas sociales: el económico, el político, el institucional, el comercial…


3.3. IMPLICACIONES EDUCATIVAS
1. Integración social: conocer su sistema social, su gobierno, su economía, sus estratos sociales…para aprender a relacionarse con la gente de su entorno y más allá.
2. El juego como herramienta privilegiada de socialización en la escuela.
3. La familia como seno socializador y constructor de la identidad del niño.
4. La escuela como facilitadora de experiencias sociales
5. Curricularmente: competencia básica social y ciudadana (LOE).
6. La amistad y relaciones personales en la escuela: atender a los que no logran alcanzarlo.


4. LA IDENTIDAD
Es para Fierro (1990) un núcleo de la personalidad, presente en la conciencia de cada sujeto, que adopta la forma de representaciones sobre sí mismo en varios aspectos (físico, sexual, académico, profesional, ideológico, etc.), expectativas orientadas al futuro y presentaciones de sí ante los demás.

La identidad personal se conforma con lo que uno cree y con lo que los demás le muestran, y bajo esta configuración interactúa con el mundo que le rodea.
Identidad es, por tanto, el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás. Si este concepto lo aplicamos a la persona, llegamos a la definición de que identidad personal es la conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás. Implica una conciencia de la permanencia del yo. La identidad personal evalúa, coordina e integra las percepciones, que son análisis interpretativos de un conjunto de datos, a partir de los cuales obtenemos información.


4.1. DESARROLLO DE LA IDENTIDAD
A partir de los seis años estamos ante un período relativamente tranquilo en cuanto a cambios en la identidad, pero a la vez de grandes logros.
Adquiridos ya los primeros hábitos de la vida social el niño llegará a:
  • Consolidar su identidad
  • Adquirir conciencia de capacidades y limitaciones
  • Percibir su situación en el mundo social
  • Aceptar las normas
  • Adoptar comportamientos cooperativos
  • Evolucionar de una moral impuesta a una moral autónoma
  • Desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia

Es una edad en la que el niño desea agradar. La progresiva aparición del pensamiento abstracto. La interacción entre iguales es fuente de desarrollo y estímulo. También es positiva la emulación (superarse en relación a otro) en un contexto relacional cooperativo.
Todo lo afirmado anteriormente se consigue si la familia cuenta con un adecuado ambiente donde se dan cinco elementos de forma importante y que disfrutan de suficiente espacio tal y como nos recomiendan destacados pedagogos:
  1. Amor
  2. Autoridad participativa
  3. Intención de servicio
  4. Trato positivo
  5. Tiempo de convivencia

Como consejos prácticos podemos seguir las recomendaciones: (Palacios, J. e Hidalgo, V. (1999)
  • No debemos alabar a los hijos por sistema, independientemente de su conducta. Alabaremos y elogiaremos aquellas conductas que muestren esfuerzo y consideración a los demás y no dejaremos pasar aquellas que denoten dejadez o falta de respeto hacia las personas y cosas.
  • No renunciaremos a plantear a un hijo un tema de discusión por evitar un posible conflicto o enfado.
  • Cuando sus actos o palabras nos parezcan inadecuados deberemos cuestionarlos y criticarlos aunque se muestren contrariados. Debemos evitar que un hijo se sienta culpable o avergonzado, pero debe aprender a asumir sus responsabilidades y responder de sus actos.
  • La tolerancia total o el "todo vale" en nombre de la espontaneidad de los hijos tendrán consecuencias negativas en el desarrollo de su identidad personal. No debemos rebajar el listón de exigencias sin una justificación de peso.



A la edad de ocho años el niño empezará a vincular amistades con sus amigos y compañeros que desempeñarán un papel especialmente importante en el desarrollo del joven durante la adolescencia. Cuando el niño tenga diez años estará totalmente integrado en una pandilla nada democrática y cada miembro desempeñará un papel dentro de esta que ira forjando su autoconcepto y autoestima. Existen diversas razones que fundamentan esta opinión.
En primer lugar, el proceso de desvinculación de los padres y del hogar familiar, proceso que es considerado como un rasgo propio de la adolescencia, deja un vacío emocional en la vida de los jóvenes. Tal vacío ha de llenarse y en la mayoría de los casos, el joven acude al grupo de sus compañeros en busca de apoyo, durante el periodo de transición.
Un segundo motivo es el hecho de que la experiencia compartida crea vínculos entre las personas. La confianza del adolescente en sus amigos y compañeros es reforzada por el hecho de que los conflictos, las angustias y las dificultades experimentadas en el hogar, pueden ser compartidas con otros y son también resueltas así con frecuencia, debido a la simpatía y la comprensión mutuas.
Un tercer motivo es la vulnerabilidad experimentada por muchos de ellos durante este periodo de sus vidas. Cuando los individuos muestran una falta de confianza en si mismos, no están seguros de sus propias capacidades y tienen que adaptarse a cambios importantes, es probable que exista una necesidad de apoyo especialmente intensa.
Por ultimo, como han señalado muchos autores recientemente, hoy día vivimos en un mundo en el que va en aumento la segregación entre edades. Se afirma que los padres pasan cada vez menos tiempo con sus hijos adolescentes y que, en cierto modo, abdican de su responsabilidad hacia sus descendientes.amistad.jpg

Principales características de la amistad:
  • Aceptación del amigo, sinceridad, lealtad y confianza.
  • Creación de vínculos afectivos entre amigos.
  • La amistad ofrece cuidado, seguridad y apoyo emocional.
  • La amistad implica interés y sensibilidad; y requiere empatía.
  • Los amigos buscan la proximidad física para compartir actividades y afectos.

La mayoría de los niños españoles prefiere trabajar en algo que le guste, poder cuidar de su familia y cobrar un gran sueldo. Por sexos, las niñas tienen más en cuenta su vocación que los niños. De hecho, uno de cada cuatro niños aspira a ganar mucho dinero aunque no ejerza una profesión que le guste.
Las profesiones más elegidas por los niños también varían según el sexo. Así, los niños aspiran a ser deportistas, a puestos de seguridad y a empleos vinculados con las ciencias. Por su parte, las niñas quieren trabajar de mayores en la enseñanza, la sanidad y actividades vinculadas al cuidado de los animales.
Los roles sexistas siguen reproduciéndose en la sociedad a través de la educación. Las niñas continúan prefiriendo las actividades relacionadas con los cuidados y los niños las actividades más competitivas y tradicionalmente masculinas.
Es un hecho comprobado que los niños y las niñas (como todos los mamíferos) imitan y reproducen las actitudes y los roles de sus progenitores, así como las informaciones que les llegan desde otros ámbitos (la escuela, los medios de comunicación...).
Este estudio demuestra que la transmisión de valores basados en la igualdad es más necesaria que nunca si no queremos que sigan reproduciéndose los estereotipos y los prejuicios en las próximas generaciones.

El contexto familiar refuerza la diferenciación genérica, dando actividades diferentes a niños y a niñas; a las niñas se les destinan aquellas relacionadas con el hogar, servir, atender a otros; mientras que a los niños se reservan actividades de competencia que les permiten tener un mayor control sobre el medio externo, lo cual es una forma muy importante de ir delimitando las normas de comportamiento y dejando claras las expectativas sociales hacia cada sexo. La familia, por tanto, es el principal eslabón del proceso de tipificación sexual dado que es formadora por excelencia y de difícil sustitución.


4.2. ESTRATEGIAS EDUCATIVAS
Para motivar al niño a mejorar debemos plantear las siguientes estrategias educativas:
1. Se albarán las conductas en las que el niño demuestre esfuerzo y respeto hacia los demás.
2. Se programarán temas de discusión para resolver conflictos.
3. Se evitara que el niño/a se sienta culpable o avergonzado aunque debe aprender a ser responsable de sus actos y a asumir sus responsabilidades.
4. Ser demasiado permisivo tendrá consecuencias negativas en el desarrollo de su identidad personal.


5. DESARROLLO MORAL
El desarrollo moral se entiende como el avance cognitivo y emocional que permite a cada persona tomar decisiones cada vez más autónomas y realizar acciones que reflejen una mayor preocupación por los demás y por el bien común. Las competencias relacionadas con el desarrollo moral no sólo son imprescindibles, sino también susceptibles de ser trabajadas en un proyecto de formación ciudadana. Ejemplo, la empatía, es decir, la capacidad para involucrarse emocionalmente con la situación de otros (sentir su dolor, por ejemplo) o la capacidad de juicio moral para poder analizar, argumentar y dialogar sobre dilemas de la vida cotidiana, se encuentran a lo largo de toda la propuesta, necesitamos estas habilidades para relacionarnos con las demás personas. Y desde niños se esfuerzan por adecuar al niño el respeto, la creación de códigos, normas, etc.; y buscar lo bueno y positivo de manera desinteresada.
  • Carácter afectivo por la alegría de las acciones positivas realizadas por uno mismo, temor por acciones malas sobre otros, culpa por consecuencia de una acción
  • El niño necesita comprender las normas, los valores, las actitudes y las sanciones para la vida diaria; conformar hábitos de comportamiento que faciliten la incorporación a la sociedad

Segun Kohlberg el contenido moral se lucra de las experiencias morales de los niños. Es necesario que participe en esas experiencias para llegar al conflicto y reorganice su pensamiento.


5.1. CONCEPCIÓN TEÓRICA DEL DESARROLLO MORAL
Etapas del desarrollo moral según Kohlberg
Kohlberg definió tres niveles en el desarrollo moral, cada uno de los cuales está relacionado con la edad. (Pons, E. y Roquet-Jalmar, D. (2007). Estos niveles son:

Etapa I: Moralidad Preconvencional (de los 4 a los 10 años)
El énfasis en este nivel está en el control externo. Los niños observan los patrones de otros ya sea para evitar el castigo o para obtener recompensas. En este nivel el niño responde a las reglas culturales y a las etiquetas de bueno y malo, correcto o equivocado, pero interpreta estas etiquetas ya sea en términos de las consecuencias hedonísticas o físicas de la acción (castigo, recompensa, intercambio de favores) o en términos del poder físico de quienes enuncian las reglas y etiquetas. El nivel se divide en las siguientes dos etapas:
Estadio 1. La orientación de obediencia por castigo
Las personas obedecen las reglas para evitar el castigo. Una acción buena o mala está determinada por las consecuencias físicas.
Estadio 2. La orientación instrumental-relativista u orientación por el premio personal
La acción correcta consiste en aquello que instrumentalmente satisface las propias necesidades y ocasionalmente las necesidades de los otros. Las relaciones humanas son vistas en términos mercantilistas. Los elementos de igualdad, de reciprocidad y del mutuo compartir están presentes, pero siempre son interpretados en una forma práctica. La reciprocidad es un asunto de “me das y te doy” no de lealtad, gratitud o justicia. Con lo cual, las necesidades personales determinan la aceptación o desviación. Se devuelven favores a partir del intercambio “si te ayudo, me ayudarás”.

Etapa II: Moralidad de conformidad con el papel convencional (de los 10 a los 13 años)
Los niños ahora quieren agradar a otras personas. Todavía observan los patrones de otros pero los han interiorizado en cierta medida. Ahora quieren ser considerados “buenos” por gente cuya opinión es importante para ellos. Con lo cual, tienen en cuenta las expectativas de la sociedad y sus leyes sobre un dilema moral.
Estadio 3. La orientación de concordancia interpersonal o de “niño bueno-niña buena”.
El comportamiento frecuentemente es juzgado por la intención (“tiene una buena intención”) se convierte en algo importante por primera vez. Se gana aprobación por ser “bueno”. El niño mantiene buenas relaciones y busca la aprobación de los otros.
Estadio 4. La orientación de “ley y orden”.
Hay una orientación hacia la autoridad, las reglas fijas y el mantenimiento del orden social. El comportamiento correcto consiste en hacer el propio deber, mostrar respeto por la autoridad, y mantener un orden social dado que se justifica en sí mismo. Al decidir el castigo para una mala actuación, las leyes son absolutas. En todos los casos, debe respetarse la autoridad y el orden social establecido.

Etapa III: Moralidad de los principios morales autónomos (Postconvencional) (de los 13 años en adelante, si acaso)
En este nivel se llega a la verdadera moralidad. Por primera vez, la persona reconoce la posibilidad de un conflicto entre dos patrones aceptados socialmente y trata de decidir entre ellos.. Los juicios están basados en lo abstracto y por principios personales que no necesariamente están definidos por las leyes de la sociedad.
Estadio 5. La orientación legalística o de contrato social.
Generalmente tiene tonalidades utilitaristas. La acción correcta tiende a ser definida en términos de los derechos generales del individuo, y de los estándares que han sido críticamente examinados y acordados por la sociedad entera. Hay una clara conciencia del relativismo de los valores y opiniones personales y un énfasis correspondiente hacia los procedimientos y reglas para llegar al consenso.
Estadio 6. La orientación de principios éticos universales.
Lo correcto es definido por la decisión de la conciencia de acuerdo con los principios éticos auto-elegidos que apelan a la comprensión lógica, consistencia y universalidad. Estos principios son abstractos y éticos y no son reglas morales concretas como los Diez Mandamientos. El estadio 6 supone principios universales de justicia, de reciprocidad e igualdad de derechos humanos, y de respeto por la dignidad de los seres humanos como personas individuales. Lo que es bueno y conforme a derecho, es cuestión de conciencia individual, e involucra los conceptos abstractos de justicia, dignidad humana e igualdad.


5.2. COMPONENTES DE LA MORALIDAD
COMPONENTES MORALES
Empatía: La empatía es la identificación mental y afectiva de una persona con el estado de ánimo de otra. También se conoce como inteligencia interpersonal, al ser la capacidad cognitiva de sentir, en un contexto común, lo que un individuo diferente puede percibir. La empatía señala la actitud de un sujeto hacia otro caracterizada por un esfuerzo objetivo y racional de comprensión intelectual de los sentimientos de aquel. Por lo tanto, la empatía excluye los fenómenos afectivos (simpatía, antipatía) y los juicios morales. Por eso, la empatía es uno de los instrumentos que utilizan los psicólogos en su tarea profesional.

Conciencia: A efectos prácticos, la conciencia se refiere a la capacidad que nos indica qué está bien o mal. Estas valoraciones del instante que acontece, permiten al individuo percibirse a sí mismo como alguien capaz de modificar su entorno o por el contrario como alguien sujeto a unas restricciones que le superan. Tenemos conciencia cuando sabemos lo que está aconteciendo en nuestro Yo y otorgarle un concepto, ya en lo que es propio de nuestro mundo interior, ya en lo que es el mundo exterior que en él se refleja. La conciencia presenta algunas propiedades claramente diferenciadas: dinamismo, unidad o totalidad, subjetividad, intencionalidad y conocimiento certero. La conciencia predispone a la persona a actuar de forma equilibrada entre su cosmovisión y los hechos percibidos en el presente.

Altruismo: Se puede entender como:
  • Comportamiento que aumenta las probabilidades de supervivencia de otros a costa de una reducción de las propias.
  • Sacrificio personal por el beneficio de otros.

El término altruismo se refiere a la conducta humana y es definido como la preocupación o atención desinteresada por el otro o los otros, al contrario del egoísmo. Suelen existir diferentes puntos de vista sobre el significado y alcance del altruismo.
Altruismo es el sentimiento o tendencia de hacer el bien a los demás, aún a costa del propio provecho.
Se llama altruista a la persona que profesa el altruismo.

Razonamiento moral: Se va a ver influido fuertemente por el razonamiento moral de los padres, estilo educativo de sus figuras de referencia y los patrones de comunicación familiar.
moral.jpg


COMPONENTES METAMORALES
Orientación social: El comportamiento moral fluye de un interés por lo que concierne a los demás. El deseo de tomar parte en la interacción social y desarrollar relaciones se considera crítico para la salud psicológica.

Autocontrol: Podría definirse como la capacidad consciente de regular los impulsos de manera voluntaria, con el objetivo de alcanzar un mayor equilibrio personal y relacional. Una persona con autocontrol puede manejar sus emociones y regular so comportamiento.

Sumisión a los estándares externos: La conducta de los educadores es la mayor influencia en el cumplimiento de las normas.

Autoestima: La autoestima es la autovaloración de uno mismo, de la propia personalidad, de las actitudes y de las habilidades, que son los aspectos que constituyen la base de la identidad personal. Se construye desde la infancia y depende de la forma de relación con las personas significativas, principalmente los padres, ya que éstos pueden ayudar a sus hijos a desarrollar una alta autoestima, condición que puede influir notablemente en la vida adulta.


5.3. ESTRATEGIAS EDUCATIVAS
El currículo escolar debe fomentar el aprendizaje de estrategias que permitan el desarrollo de:
  • La empatía y el aprendizaje de habilidades de comunicación que favorezcan ponerse en el lugar del otro, comprenderlo y acogerlo.
  • El juicio moral, a través del trabajo de dilemas morales.
  • El sentido crítico para evaluar, desde parámetros de justicia y equidad, la realidad del entorno.
  • El conocimiento y la valoración del medio como espacio de vida para todos.
  • La ciudadanía, como competencia para participar en la construcción de la comunidad y ejercicio de la responsabilidad para con el otro.
  • La autoestima, como recurso indispensable para la valoración del otro, de su persona y de su cultura.

El contexto escolar trabaja las nociones básicas de la educación en valores a través de estrategias de trabajo, que para la educación primaria pueden ser las siguientes:
  1. Las normas y la autorregulación. Tenemos una norma, se justifica en razones que entrañan un valor. Nos observamos para ver qué tanto cumplimos la norma, fijamos compromisos para mejorar nuestra actuación en relación a la norma y cada cierto tiempo revisamos el cumplimiento.
  2. Las narraciones y las historias ejemplares: los cuentos son una oportunidad para introducir al niño en el proceso cognitivo y afectivo del aprendizaje.
  3. La clarificación y el autoconocimiento. Los niños han interiorizado un conjunto de valores como producto de sus experiencias previas. Una estrategia recomendable es realizar actividades que permitan clarificar aquello que el niño valora, cuáles son los valores familiares y de su comunidad.
  4. La reflexión de dilemas y el diálogo. La mayor dificultad para actuar con base en valores es que en la vida las disyuntivas no siempre se presentan como elecciones entre lo bueno y lo malo; a veces tenemos que elegir entre dos valores, por ejemplo la amistad y la honestidad.
  5. El análisis de situaciones sociales. Esta estrategia es muy pertinente para analizar las situaciones del mundo contemporáneo o los hechos históricos: los problemas del medio ambiente, la violencia machista, etc.
  6. Actividades vivenciales y experiencias formativas. Definitivamente, los valores que se aprenden son los que se viven. Promover el diálogo requiere que la clase sea un espacio en el que se practique el diálogo. La tolerancia, el respeto y el resto de valores tratados deben permear las relaciones entre el maestro y sus alumnos.





BIBLIOGRAFÍA

Páginas webs consultadas: páginas_web.jpg
http://www.definicionabc.com/salud/ira.php
http://deconceptos.com/ciencias-naturales/tristeza
http://biografiasde.com/biografia/daniel-goleman/
http://www.slideshare.net/licyacde/desarrollo-moral-presentation
http://definicion.de/felicidad/
http://es.shvoong.com/books/230195-el-desarrollo-moral/
http://definicion.de/socializacion/
http://apsic.blogspot.com/2005/10/rol-de-gnero.html
http://definicion.de/autocontrol/
http://isadoraduncan.es/es/node/380
http://definicion.de/emocion/
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/w/watson_john.htm
http://www.innatia.com/s/c-organizacion-familiar/a-definicion-de-familia.html
http://depsicologia.com/la-teoria-del-desarrollo-psicosocial-de-erikson/
http://definicion.de/juego/
http://www.misrespuestas.com/que-es-la-identidad.html
http://definicion.de/amistad/

Libros consultados: Libros.jpg

  • Coll, C., Palacios, J. y Marchesi, A. (1990) Desarrollo psicológico y educación, II. Psicología de la Educación. Madrid: Alianza Editorial.
  • Marchesi, A., Coll, C. y Palacios, J. (1999) Desarrollo psicológico y educación, III. Trastornos del desarrollo y necesidades educativas especiales. Madrid: Martí, Martí, E. (1997) Construir una mente. Barcelona: Paidós.
  • Palacios, J. e Hidalgo, V. (1999). Desarrollo de la personalidad desde los 6 hasta la adolescencia. Madrid: Alianza.
  • Pons, E. y Roquet-Jalmar, D. (2007) Desarrollo cognitivo y motor. Ed: Altamar.
  • Serra, E., Zacares, J.J., La madurez personal: perspectivas desde la psicología. Ediciones PIRÁMIDE.






PREGUNTAS OBJETIVAS


preguntas.jpg

3. ¿En que estadio según Köhlberg se basa en la orientación a cambio de un premio personal?
a) Estadio 1
b) Estadio 2
c) Estadio 3
d) En todos

Respuesta correcta: b


4. Podemos encontrar 3 tipos de socialización: Primaria, Secundaria y Terciaria. ¿Podrías decirme que definición es la correcta de socialización secundaria?
a) Se da en el núcleo familiar por lo que se caracteriza por una fuerte carga afectiva. Es cuando el concepto del otro se ha establecido.
b) Se refiere a la internalización de realidades, donde descubre que el mundo de sus padres no es el único.
c) Es la que se basa en la integración a otra cultura diferente a la propia, es una sociedad con patrones nuevos para el sujeto que le requiere un proceso de resocialización.
d) Ninguna es la correcta

Respuesta correcta: b


5. Un niño de 8 años actúa de distinta manera cuando habla con sus amigos y cuando habla con su familia. ¿Qué le ocurre?
a) Que tiene varias personalidades y una identidad.
b) El niño aún no ha definido su personalidad.
c) El niño tiene personalidad pero aún no ha podido definir su identidad.
d) Que tiene varias identidades y una personalidad

Respuesta correcta: d




MAPA CONCEPTUAL


Mapa_Tema_5.jpg